Menú Cerrar

Conflictos en el trabajo

 

 

 

Conflicto en el trabajo

¿Cuáles son los más habituales?

Como encontrar la solución en conflictos que se generan en el trabajo

MARTA MANDOLINI Coaching, Psychology, Art, Design

www.martamandolini.com

Cita previa:+34 619164632 

Gabinete de Coaching: Calle Valencia 210 (Ppal 2º) Barcelona

Los malos entendidos en las empresas son más comunes de lo que pensamos.

En el lugar de trabajo, y en la vida en general los conflictos son muy frecuentes, incluso se podría definir normales, pero es cierto que hay entornos físicos o actividades que pueden provocar más conflictos laborales que otros. 

Pero cuando las personas trabajan en un entorno tranquilo, se sienten más felices y, por lo tanto, son más productivas para la empresa. 

Por tanto, es fundamental prevenir y llevar a cabo una correcta gestión de los conflictos en el trabajo.

Es importante conocer las razones más comunes por las que se generan conflictos, entre las principales:

  • Falta de recursos: 

Los empleados necesitan ciertos recursos como ordenadores, materiales, espacios de reunión, etc. para realizar sus funciones. Si esos son escasos en una empresa, eso puede llevar a los trabajadores a competir por estos recursos y por tanto provocar algunos desacuerdos.

  • Diferentes objetivos:

 La empresa debe definir sus objetivos con la mayor claridad posible. Pueden surgir malentendidos si cada empleado desempeña sus funciones para lograr un objetivo personal y no el objetivo común de la empresa.

  • Mala distribución de tareas: 

Cada colaborador debe tener detallado y por escrito cuáles son sus tareas, pues si realiza funciones que no corresponden a las requeridas en su trabajo, puede derivar en conflictos laborales.

  • Mala comunicación: 

Una mala comunicación puede provocar malentendidos entre trabajadores o entre trabajadores y directivos. Por lo tanto, es importante que los empleados estén informados sobre las políticas de la empresa.

  • Valores personales diferentes y prejuicios: 

Cada empleado tiene sus propios valores personales y sus prejuicios. Puede haber diferencias culturales o religiosas y la no aceptación puede llevar a desacuerdos, incluso machismo o racismo. 

  • Diferentes  personalidades y formas de trabajar:

 Cada persona es diferente y a veces no encajan; además cada persona tiene una forma diferente de realizar sus funciones, lo que puede dar lugar a malentendidos y tensiones.

  • Presión en el trabajo y/o bajo rendimiento: 

Cuando los empleados se ven obligados a trabajar con un plazo difícil de cumplir, esto puede generar presión y por lo tanto serán más susceptibles, facilitando que se produzcan malentendidos y conflictos.

Además puede ser que a veces algún compañero realice un trabajo por debajo de lo esperado, y que esto influya en la carga y el ritmo de trabajo de los demás.

  • Relaciones tóxicas como Mobbing:

 También llamado acoso psicológico laboral, el Mobbing ocurre cuando una persona o más personas (jefe/s, compañero/s..)  ejercen violencia psicológica de manera sistemática y repetida sobre otro individuo o individuos. 

Los conflictos son inevitables pero también pueden ser positivos, porque pueden generar una espiral de cambio positivo y adaptativo, pueden reforzar las relaciones interpersonales (con los demás) e intrapersonales (con uno mismo), pueden ser un empuje para mejorar la vida de una empresa en su totalidad.

Pero, si son mal gestionados, o gestionados de una manera superficial, pueden provocar estrés, escasa productividad, preocupaciones, desmotivación…

Para gestionar los conflictos de manera positiva hay que abrazar el conflicto (aunque a menudo tenemos la tendencia a ignorar el conflicto, lo que provoca que el conflicto sedimente y se cristalice), practicar empatía entendiendo las emociones de los demás, escuchando activamente, tener una mentalidad abierta, buscar un compromiso o colaborar para que todas las partes encuentren una salida que le haga satisfechas. 

Cuando esto no es posible se recomienda la intervención de un mediador que pueda de manera objetiva establecer una relación positiva entre las partes.

Formulario de contacto
ABES Abogados garantiza el cumplimiento de la normativa vigente en materia de protección de datos personales, reflejada en la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y de Garantía de Derechos Digitales (LOPD GDD).
Publicado en trabajo